Instituto Particular Niño Jesús de Praga
Esta institución lleva ya mas de 50 años al servicio de la niñez quiteña, enfocada a los sectores más necesitados de la ciudad y con un método pedagógico y carisma salesiano.

Misión

Somos una Institución Educativa particular católica que brinda una educación de calidad a los niños y niñas desde inicial 1, inicial 2, Preparatoria hasta el subnivel medio, inspirados en el estilo SALESIANO VICTIMAL DEL PADRE LUIS VARIARA, apadrinado a los enfermos de Hansen de la Provincia de LOJA. Con el apoyo de personal idóneo que acompaña en el desarrollo armónico, libre y original de los niños y niñas, capaz de enfrentar los retos de la educación actual.

Visión

Para el año 2021 seremos una institución educativa particular católica que ofertará una educación de calidad a los niños y niñas desde el nivel inicial, Preparatoria hasta el subnivel superior (décimo año de básica), inspirados en el estilo Salesiano Victimal del Padre Beato Luis Variara, apadrinado a los enfermos de Hansen de la Provincia de Loja, con el apoyo del personal idóneo, capaz de enfrentar los retos de la educación actual fundamentados en el Amor, la Razón y la Religión.

Valores

Nuestros valores son :
Solidaridad
Amor
Bondad
Servicio
Fe
Libertad
Justicia
Responsabilidad
Amabilidad, y respeto

Ideario

Conscientes de que la obra educativa promueve de diferente manera el desarrollo integral de la persona.  Proponemos en este ideario el estilo educativo que nos corresponde según el carisma Salesiano Victimal para que la comunidad educativa y demás colaboradores tengan conocimiento de los elementos que consideramos básicos y en los cuales queda enmarcada toda nuestra acción educativa. La formacion en valores, los valores son:

  • Solidaridad
  • Amor
  • Bondad
  • Servicio
  • Fe
  • Libertad
  • Justicia
  • Responsabilidad
  • Amabilidad, y respeto

Historia, políticas:

Conoce más de nuestra Institución, historia y políticas, has click a continuación:

Historia

La Escuela de Educación Básica Particular Niño Jesús de Praga, se fundamenta en los principios e ideologías del Padre Luis Variara, el mismo que nació en Viarigi en la provincia de Asti el 15 de enero de 1875 en una familia profundamente cristiana. Su padre Pedro había escuchado a Don Bosco en 1856 cuando éste fue al pueblo a predicar una misión. Decidió llevar a Luis a Valdocco para continuar allí sus estudios. El Santo murió cuatro meses después. Pero lo que Luis aprendió de él fue suficiente para dejar en él una marca para toda la vida. Cuando finalizó sus estudios secundarios, solicitó ser Salesiano. Entró al noviciado el 17 de agosto de 1891.

Variara hizo sus estudios de filosofía en Valsalice, donde conoció a Andrés Beltrami. Se quedó impresionado por la alegría con que Beltrami enfrentó los sufrimientos de su enfermedad. En 1894 el Padre Unia -el famoso misionero de los leprosos en Agua de Dios- fue a Valsalice a elegir un clérigo que pudiera encargarse de los jóvenes leprosos.

En 1905 terminó de construir el Jardín de Infantes “Padre Unia”, un lugar donde se podían albergar hasta 150 huérfanos y leprosos, y garantizarles que pudieran aprender algo con lo que ganarse la vida y ayudarlos en el futuro a insertarse en la sociedad. En Agua de Dios las Hermanas de la Providencia habían creado la Asociación de Hijas de María, un grupo de unas 200 niñas. Él era su confesor. Identificó a algunas en el grupo que estaban llamadas a la vida religiosa.

Así nació un valiente proyecto –algo único en la Iglesia- un Instituto al que se le permitiera aceptar el ingreso de aquéllos que tuvieran lepra. Inspirado por la espiritualidad del Padre Beltrami, desarrolló el carisma Salesiano de sacrificio y fundó la Congregación de “Hijas de los Sagrados Corazones de Jesús y María”.

Murió lejos de sus queridos leprosos, por imperio de la obediencia. Ahora descansa en Agua de Dios, en la capilla donde se encuentran las Hermanas. Juan Pablo II lo beatificó el 14 de abril de 2002. Declarado Venerable el 2 de abril de 1993 y beatificado el 14 de abril de 2002 por Juan Pablo II.

Es así que nace el Instituto Niño Jesús de Praga en la ciudad de Quito desde el año de 1963, y desde el año de 2015 toma el nombre de Escuela de Educación Básica Particular “Niño Jesús de Praga”, pertenece a la Congregación de las Hijas de los Sagrados Corazones de Jesús y de María fundada en Colombia en el año 1905 por el Beato Padre Luis Variara, sacerdote salesiano. Dicha congregación llegó al Ecuador el 27 de febrero de 1950 a trabajar en diferentes obras sociales. Luego de 13 años, es decir en el año 1963 con la ayuda de algunas autoridades eclesiásticas y civiles se encarga a la Comunidad Religiosa la administración de la Institución Educativa Niño Jesús de Praga, fundada por el Padre Luis Variara.

La Institución cuenta con el Permiso de Funcionamiento N° 262 del 23 de septiembre de 1967 otorgado por la Dirección Provincial de Educación de Pichincha y la Renovación emitida el 16 de septiembre del 2015 con la Resolución N° MINEDUC-SEDMQ-2015-0453 el mismo que obliga a cumplir las Leyes, Reglamentos y disposiciones directamente emanadas del Ministerio de Educación, en la actualidad cuenta con resoluciones relacionadas al PEI, PCI, Y Código de Convivencia autorizadas por el MINIEDUC en el mes de abril de 2019. Durante la historia viene formando estudiantes con una pedagogía centrada en el amor, y con una educación centrada en valores cristianos y religiosos.   En los años 2002,2004, hasta el 2006 se trabajó con la sección vespertina con el ciclo básico.   Desde el año 2015 hasta esta fecha oferta los niveles de Educación Inicial (niños/as de 3-4 y de 4 a 5 años), Preparatoria (primer grado), Sub nivel Elemental (2do,3ro y 4to año de EGB), Subnivel Superior (8vo año de básica).

Políticas

Dar todo sin esperar nada, todo se lo hace por amor a Dios.

  1. Reflejar el amor y la ternura de Dios con todas las personas que se nos acercan.
  2. Prevenir todo mal en cuerpo y alma de todos nuestros estudiantes.
  3. Servir y atender a toda la Comunidad Educativa según sus necesidades.
  4. Fomentar la fe practicando el evangelio.
  5. Promover la libertad en todas las acciones de la Comunidad Educativa.
  6. Obrar y juzgar respetando siempre la verdad.
  7. Demostrar responsabilidad en todos nuestros roles y en todas las actividades de la Comunidad Educativa.
  8. Atender con actitud afable y afectiva a todas las personas que se nos acercan.
  9. Mostrar actitud de respeto y consideración a todas las personas de la Comunidad Educativa.

Perfil del estudiante Praguista

Perfil del estudiante según la Pedagogía Salesiana Victimal

  • Ser buen cristiano: significa que aprendió a construir el reino de Dios a través de su responsabilidad y comportamiento especialmente con los más necesitados.
  • Forma su conciencia moral y su capacidad de juicio y discernimiento desde los  valores evangélicos para ser miembro activo y constructor de la Iglesia.
  • Ser Honrado ciudadano significa que cultiva la dignidad de su persona, porque conoce sus derechos y deberes.
  • Lo victimal educa para amar la integración y   la convivencia familiar y se forma para la solidaridad.
  • Promueve la justicia y asume las consecuencias de estar al lado de La justicia. Desde ahí tiene sentido la integración, la paz y el bien común.
  • Respeta la creación y enriquece la cultura.  Y estará completa la espiritualidad Salesiana Victimal si es profeta a lado de los que sufren, y los protegidos porque se comprometen con la justicia que da dignidad a los hijos de Dios. Visión que se la construye en el contexto de la sociedad, el pluralismo cultural y religioso, los procesos de la secularización y el relativismo ético. La tecnología, la información y la comunicación
  • La Educación General Básica, este nivel educativo permite que el estudiantado desarrolle capacidades para comunicarse, para interpretar y resolver problemas, y para comprender la vida natural y social.
  • Los jóvenes que concluyen los estudios de la Educación General Básica serán ciudadanos capaces de: Convivir y participar activamente en una sociedad intercultural y plurinacional. Sentirse orgullosos de ser ecuatorianos, valorar la identidad cultural nacional, los símbolos y valores que caracterizan a la sociedad ecuatoriana.  Disfrutar de la lectura y leer de una manera crítica y creativa.  Demostrar un pensamiento lógico, crítico y creativo en el análisis y resolución eficaz de problemas de la realidad cotidiana.
  • Valorar y proteger la salud humana en sus aspectos físicos, psicológicos y sexuales.  Preservar la naturaleza y contribuir a su cuidado y conservación.  Solucionar problemas de la vida cotidiana a partir de la aplicación de lo comprendido en las disciplinas del currículo.